En tiempos difíciles las organizaciones se deben concentrar en lo esencial y el COVID-19 llegó y golpeo las sociedades, ante esta situación la pregunta fue ¿y qué es lo esencial para la comunidad CIAFISTA?.


La vida de las personas

El doctor Edgar Orlando Cote Rojas en su calidad de Rector lo definió muy claramente: “debemos cuidar la salud de nuestros estudiantes, docentes y directivos y personal administrativo. Reaccionamos de manera inmediata porque ya veníamos preparando a nuestros docentes en el uso de herramientas tecnológicas y de escenarios de aprendizaje creativos.”.


Estímulos financieros


El segundo tema fue ofrecer estímulos y apoyos financieros a todos los estudiantes, para que cada uno de ellos pudiera permanecer en su semestre correspondiente; esta decisión fue un acto de solidaridad y de responsabilidad social con nuestros estudiantes.


Continuidad de la vida universitaria

Y la meta era que ningún estudiante abandonara su experiencia académica y que aún en la dificultad continuaron las clases. Lo logramos gracias a la actitud de los estudiantes y la genialidad de nuestros docentes y directivos. Un reto que estamos superando y más del 95% de nuestros estudiantes continuaron su proceso de formación para logar su meta; el grado.

Podemos afirmar que para CIAF, en su camino a cumplir 50 años en el corazón de los Risaraldenses; esta pandemia lo ha fortalecido en su institucionalidad, y se proyecta para continuar abriendo oportunidades a las gentes de la región para que los jóvenes, los trabajadores y especialmente para que las mujeres, logren transformar sus vidas.

A eso le apuesta CIAF con sus programas profesionales de Administración de Empresas, Contaduría Pública, Ingeniería de Software y Seguridad y Salud en el Trabajo.