La preparación para ir a la universidad desde el colegio



Uno de los aspectos claves es promueva la lectura, ya que esta ayuda a desarrollar el vocabulario y es una aptitud fundamental en todas las áreas del aprendizaje.
Recuerde que la inteligencia no es fija, el esfuerzo y la perseverancia al enfrentar desafíos son cualidades importantes de un estudiante exitoso.

- Dígale a su hijo: “Inteligente no es lo que eres, es lo que aspiras a ser”.

- Elogie los esfuerzos de su hijo, no solo sus éxitos; dígale algo como: “Me alegra que siguieras trabajando en esa tarea de matemáticas a pesar de que era difícil.”

Fijar metas
Establecer metas es una buena práctica, y alcanzarlas le da motivación. Por ello ayude a su estudiante a fijarse y alcanzar metas en comportamiento, manejo de su tiempo o en la escuela. Establezca una hora determinada para hacer tareas todas las noches, procure apagar la televisión y los teléfonos celulares y elimine otras distracciones, adicional a ello asesore a su hijo con sus tareas para asegurarse que están hechas correctamente.

Comunicación con la escuela
- Atienda las conferencias de padres y maestros y utilice el sistema informativo de la escuela para mantenerse al día en el progreso y calificaciones de su hijo.

- Si tiene preguntas, póngase en contacto con el maestro.

- Anime a su hijo a usar un planeador y revíselo cada noche para estar al corriente de las próximas tareas.

- Pregúntele a los maestros o a los consejeros si su hijo está llevando las clases adecuadas para prepararlo para ir a la universidad y si sus calificaciones indican que estará listo para entrar a la universidad.

Anime a su hijo a pedir ayuda: aprender cómo y dónde obtener asistencia es una habilidad importante que le servirá en la universidad y durante el resto de su vida. Es preferible buscar ayuda temprano, antes de que el problema empeore.

- Si usted cree que su hijo necesita ayuda extra, usted o su hijo pueden preguntarle a un maestro o consejero acerca de la tutoría u otra asistencia disponible en la escuela.

El ahorro
Existen varias formas de hacer el costo de la universidad más razonable. Aún la cantidad más pequeña se acumula si se aparta con regularidad durante un período largo de tiempo. El número de seguro social no es requisito para atender la universidad, pero sí es requisito para solicitar ayuda financiera federal.

Una actividad que fortalece los conocimientos es visitar la biblioteca pública para leer libros, revistas y periódicos.